Viaje a la costa oeste de Irlanda

costa oeste de irlanda

Visitar las costas de Irlanda es una experiencia recomendable en cualquier época del año. Pero es quizás durante los meses de verano cuando la belleza del paisaje alcanza su punto más álgido, fundiéndose con un atardecer soleado y una temperatura agradable. Bordear los gigantescos acantilados que escarpan la zona te hace sentir tremendamente diminuto, una pequeña partícula en medio de un paraíso reinado por la bravura del mar y la consistencia de la tierra firme.

Y con el Océano Atlántico ante nosotros dejamos volar la imaginación, teletransportándonos a siglos pasados en los que allí se daba por acabado el mundo. Épocas en las que aventurarse en aquellas aguas en dirección al horizonte significaba encontrar una muerte segura. De vuelta a nuestros días disfrutamos de dicho escenario, pero queremos más, las vistas y el entorno logran engancharnos de tal manera que sentimos la necesidad de seguir recorriendo el lugar. Descubramos la costa oeste de Irlanda. ¿Nos acompañas?

Wild Atlantic Way

costa oeste de irlanda

La Wild Atlantic Way está considerada como la ruta costera más larga del mundo. Ni más ni menos que 2.500 Kilómetros en los que las carreteras serpentean bordeando los enormes acantilados que gobiernan el litoral irlandés. Se inicia en el cabo de Malin Head y finaliza en el puerto de Kinsale, por el camino innumerables escenarios los cuales piden a gritos ser inmortalizados por cualquier tipo de cámara fotográfica.

En el primer tramo de esta trepidante aventura nos topamos con los muros de granito de Slieve League, uno de los acantilados marinos más altos del continente europeo. Más adelante nos espera Banba’s Crown, un espacio desde el que observar majestuosas vistas del paraíso natural que se encuentra frente a nosotros. Y por último el Faro de Fanad Head, otra de las bellezas que se cruzará en nuestro camino, dejándonos visitar unas excelentes playas que poco o nada tienen que envidiar a las que gozan de mayor fama mundial.

Continuando con el trayecto alcanzamos Mullaghmore Head, lugar al que acuden amantes del surf de todos los rincones del planeta y donde puede visitarse el castillo de Classiebawn. Downpatrick Head nos deleita más adelante con su espectacular promotorio situado a 38 metros por encima del nivel del mar y con el escenario en el que San Patricio fundó una de sus iglesias.

Los acantilados de la costa oeste

costa oeste de irlanda

Alcanzamos la zona en la que los acantilados toman una mayor presencia y relevancia. ¿Quién no ha visto en alguna ocasión una imagen de los Acantilados de Moher? Declarados Área de Protección Especial de la Unesco estos muros de roca se elevan 220 metros sobre el nivel del mar, desde donde podremos deleitarnos con unas panorámicas que te dejarán sin aliento.

Y sin apenas recuperarnos de la impresión que generan estos desfiladeros que se sumergen bajo las frías aguas del Atlántico nuestra vista volverá a disfrutar de otro espectáculo natural. El territorio de Loop Head nos permitirá avistar ballenas si estas deciden asomar a la superficie, además de visitar su melancólico faro construido en 1670 que custodia el lugar de forma imponente.

Las penínsulas del suroeste

Llegados al extremo suroeste del país nos topamos con algunas penínsulas de extrema belleza. Dingle, Mizen, Yveragh, Sheep’s Head y Beara nos hacen creer que la perfección existe, lugares que pueden enamorarte a los pocos minutos de llegar. Destacar las Islas Blasket, donde una puesta de sol puede ser un recuerdo imborrable y lugar en el que pescadores y agricultores rememoran épocas pasadas conviviendo a la vieja usanza.

También reseñamos Skellig Michael, un asentamiento monástico fácilmente reconocible por sus numerosos montículos de piedra. Estarás paseando por un espacio declarado patrimonio Mundial de la UNESCO y por uno de los lugares de rodaje de Star Wars: El despertar de la fuerza.

Por último la Isla de Dursey y Mizen Head volverán a demostrarnos que el contraste de los acantilados y el mar forman un paisaje difícil de olvidar, que se marca a fuego lento en nuestras retinas para formar parte de nuestro recuerdo como una de las imágenes más bellas que podemos presenciar.

Fin de una experiencia única

costa oeste de irlanda

El cabo de Old Head of Kinsale nos marca el destino, el fin de una ruta extensa a la par que increíble. Un punto que alcanzas tan satisfecho por la experiencia como melancólico porque esta llegue a su fin. Pero no sin antes montar en el Spirit of Kinsale, un barco desde el cual contemplar la belleza del lugar desde un punto de vista diferente, el mar.

No dejes pasar la oportunidad de viajar a Irlanda y visitar algunos de los lugares nombrados en este artículo. Ponemos a disposición nuestros tours por la Isla Esmeralda para mostrarte todos sus encantos.

Tour Irlanda Total

Tour La Isla Esmeralda

Pin It
Si te ha gustado, comparte este artículo
Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookPin on Pinterest

Deja un Comentario