Visita a Blackness Castle, un castillo medieval a las afueras de Edimburgo

blackness castle

A lo largo de los últimos años hemos dedicado diferentes artículos a conocer a fondo algunos de los castillos más emblemáticos de Escocia. Hemos visitado Eilean Donan, la que sin duda es la fortaleza más famosa del país. Nos hemos adentrados en las ruinas de Urquhart, una construcción semiderruida situada a orillas del Lago Ness. Hemos descubierto la historia del castillo de Stirling, lugar en el que William Wallace plantó cara a las tropas inglesas. Y también hemos conocido la historia de fantasmas que, según los más viejos del lugar, acontecen desde hace siglos en Glamis.

Pero no todos los castillos de Escocia tienen tanta fama como los que hemos nombrado. Algunos pasan mucho más desapercibidos a pesar de que su localización y su pasado son igualmente espectaculares. Por eso hoy nos centraremos en uno de ellos, un edificio histórico que difícilmente podrás encontrar entre los principales reclamos turísticos del país. Hablamos de Blackness Castle, sigue leyendo y descubre los motivos por los que vale la pena acercarse a descubrirlo.

Historia y localización de Blackness Castle

blackness castle

(Crédito Imagen: www.historicenvironment.scot)

Una de las principales curiosidades de Blackness Castle es su localización. Y lo es por dos motivos. Por una parte debemos decir que se encuentra en un enclave realmente bello. Situado en el mismísimo Firth of Forth las aguas rodean gran parte de su estructura, convirtiendo el escenario en una auténtica postal. Y por otra hay que resaltar que se encuentra a escasos 30 minutos de Edimburgo. Es decir, no hay que realizar un gran desplazamiento desde la capital de Escocia para poder disfrutar de este hermoso lugar.

Blackness Castle fue construido en el siglo XV por el clan Crichton, uno de los más poderosos del país en aquella época. Pero a diferencia de otras muchas construcciones esta fue levantada con un fin ciertamente poco habitual. Y es que desde un inicio el edificio fue utilizado como cárcel tanto por el clan como por la corona escocesa, que fue quien pasó a controlarlo a partir del año 1.453. El frio y la humedad eran el peor enemigo de los presos que allí cumplían condena, aunque hay que decir que la mayoría de ellos eran gente adinerada que acaban entre rejas y que algunos de ellos eran encarcelados junto a sus mayordomos para que estuvieran bien atendidos a lo largo de su estancia en la prisión.

Curiosidades de Blackness Castle

blackness castle

(Crédito Imagen: Wikipedia)

Como buen castillo escocés este también tiene un buen número de curiosidades que debes saber. Toma nota.

Abierto al público: A diferencia de otros muchos castillos Blackness Castle está abierto al público. En su interior podrás deleitarte con la decoración medieval que encontrarás, tanto en los salones como en las estancias. Y si lo deseas podrás subir hasta lo alto de los muros donde los centinelas vigilaban que ningún preso intentara huir.
Escenario de la serie Outlander: La seria de TV Outlander nos muestra una buena cantidad de escenarios escoceses. Uno de ellos es Blackness Castle, ya que a lo largo de la primera y segunda temporada vemos en más de una ocasión este castillo. No es la única aparición televisiva de esta fortaleza, ya que en ella se rodó la película Hamlet en el año 1.990, protagonizada por Mel Gibson.
Restauración medieval: Blackness Castle se encuentra en muy buen estado teniendo en cuanto que fue construido hace más de cinco siglos. Esto se debe a que fue restaurado entre los años 1.926 y 1.935, otorgándole un estilo medieval que ahora mismo lo convierte en una construcción tremendamente bella por dentro y por fuera.

Ya lo sabes, si quieres conocer de cerca Blackness Castle anímate y solicita información acerca de nuestros tours por Escocia. Recuerda que está muy cerca de Edimburgo, así que puedes disfrutar de la capital de Escocia y de esta magnífica fortaleza en un mismo día.

Pin It

Deja un Comentario