Belleza y encanto, el pueblo de Pitlochry

pitlochry

Repartidos por toda Escocia y alejados de las grandes urbes, enclavados en paradisiacos parajes en los que la vegetación convierte el escenario en una obra de arte, encontramos una multitud de pueblecitos pintorescos repartidos por todo lo largo y ancho del país. Todos y cada uno de ellos guardan un encanto particular, una serie de características que los diferencian de los demás y que los convierten en únicos. Pero dentro de la gran variedad de preciosos pueblos que encontramos por toda Escocia existe uno en particular ante el que caeremos rendidos debido a su descomunal belleza.

El pueblo de Pitlochry

El pequeño pueblo de Pitlochry no supera los 3.000 habitantes. Enclavado en el corazón de Escocia sirve de entrada a las Tierras Altas. Se sitúa a medio camino entre Edimburgo e Inverness y al sur del Parque Nacional Cairngorms, en una pequeña porción de terreno en la que el paisaje es digno de ser conservado como recuerdo en cualquier retina. El pueblo suele ver aumentada su población en verano, puesto que se trata de una localidad vacacional, en la que podremos visitar diversos reclamos turísticos y practicar diferentes deportes de montaña.

El Mirador de la Reina

A unos 11 kilómetros al noroeste de Pitlochry podremos visitar Queen’s View (El Mirador de la Reina), uno de los miradores más increíbles de los que podremos descubrir en suelo escocés. Desde él se obtienen unas magníficas vistas panorámicas del lugar. Montañas, bosques y una visión privilegiada del Lago Tummel nos dejarán con la boca abierta y nos invitarán a inmortalizar el momento y el paisaje con cualquier cámara fotográfica.

Highland Games

highlands games

Algo que solo podrás contemplar en Pitlochry y en ningún lugar más son los Highlands Games. Los Highlands Games son los juegos tradicionales de las Tierras Altas, un festival en el que no solo las pruebas atléticas resultarán de interés, puesto que el evento también dispone de espectáculos de música, danza y otros reclamos. Las especialidades que en ellos se disputan son tan variadas como el atletismo, el ciclismo, el lanzamiento de martillo, el lanzamiento de peso y otras pruebas con un gran pasado histórico como la competición de estirar la cuerda.

El Castillo de Blair

Muy cerca del Queen’s View encontramos el Blair Castle, un castillo que gracias a un impoluto color blanco resulta fácil de vislumbrar desde la lejanía. Fue construido en 1269 y en su visita podrás descubrir la historia del único ejército privado que existe en todo el Reino Unido. En sus alrededores, el jardín amurallado de Hércules se encarga de dar un toque medieval al lugar, terminando en él la visita guiada por el interior y exterior del castillo.

La escalera de salmones

Si no dispones de mucho tiempo para visitar el pueblo de Pitlochry puedes realizar una pequeña excursión de mínima dificultad atravesando el Rio Tummel por cualquiera de sus puentes. A poca distancia se encuentra la central hidroeléctrica, en la que podremos ver una escalera de salmones que permite que los peces sorteen la presa y puedan ascender el rio a contracorriente durante la migración anual.

escalera salmones pitlochry

Ben Vrackie

Visitar Pitlochry tiene recompensa para los amantas del senderismo. A unos seis kilómetros en las afueras del pueblo encontramos el pico de Ben Vrackie, una montaña de unos 800 metros. En su recorrido hacia la cima existen trayectos cómodos en los que disfrutar del paisaje y del recorrido, y otros tramos de mayor dificultad en los que poner a prueba la experiencia de los amantes de las excursiones por montaña. El camino está señalizado desde el principio, por lo tanto no tiene pérdida y puede resultar una experiencia de lo más interesante.

El bosque encantado de Pitlochry

Sin duda uno de los acontecimientos más esperados en el pueblo de Pitlochry a lo largo del año es el “The Enchanted Forest, un espectáculo de luz y color que se lleva a cabo en el bosque de Faskally y que resulta realmente espectacular gracias al escenario en el que se realiza. Pasear de noche entre senderos llenos de árboles y encontrar artísticas iluminaciones resulta un espectáculo digno de presenciar para toda la familia. El recorrido dura cerca de una hora y media y está amenizado con música que en diversas ocasiones suena al compás de la luminaria.

Podréis visitar el pueblo de Pitlochry en los tours que hemos preparado para este próximo invierno:

El puente de la Inmaculada y el puente de Carnaval

Navidad, Nochevieja y Año Nuevo en Edimburgo, las Highlands y el Lago Ness

Pin It

Deja un Comentario