4 lugares mágicos que debes visitar mientras recorres la North Coast 500

North Coast 500

Escocia es el país idóneo para coger un coche y perderse entre sus frondosos bosques y sus espectaculares valles. Esta es la opción ideal para aquellas personas cuyo espíritu aventurero sigue a día de hoy intacto, necesitado de unas dosis de adrenalina que algunas rutas por suelo escocés pueden reportarle. El itinerario más famoso de la isla es sin duda al North Coast 500, una ruta circular de unos 800 kilómetros de distancia que recorre todo el norte de las Highlands con salida y llegada en Inverness. Una experiencia brutal que convierte un viaje en coche en una muestra continua de increíble belleza.

Para poder disfrutar al máximo de este recorrido se necesitan un mínimo de 7 días, ya que las carreteras por las que debemos conducir son secundarias y algunas de ellas algo estrechas. Pero más allá de la experiencia al volante el verdadero atractivo de este itinerario son los lugares que podrás visitar. Desde castillos y acantilados hasta pequeños y encantadores pueblos. Hoy hemos decidido repasar algunos de los escenarios más bonitos que te encontrarás a los largo de la North Coast 500. ¡Son una auténtica pasada!

Torridon

north coast 500

(Imagen: thetorridon.com)

Cuando circules por la carretera que va desde Inverness hasta Lochcarron puede que experimentes la extraña sensación de sentirte perdido en medio de la nada. Es en ese preciso instante cuando sabrás que te encuentras circulando por uno de los majestuosos valles de Torridon, una región escocesa famosa por sus grandes llanuras, sus lagos de aguas cristalinas y sus gigantescas montañas. La gran ventaja de ir conduciendo es que puedes pararte tantas veces como quieras para obtener una imagen perfecta del paisaje. Pero ojo, te advertimos que si paras cada vez que la panorámica te llama la atención entonces nunca llegarás al siguiente punto de la ruta.

Castillo de Ardvreck

north coast 500

El Castillo de Ardvreck no es la fortaleza que mejor se conserva de Escocia. Tampoco es el castillo más reconocido por los viajeros que visitan el país. Pero sin duda es una construcción con un encanto realmente especial. Y eso que tan solo queda en pie una pequeña parte de lo que fue en el pasado, pero es quizás este factor el que le otorga ese plus de misterio y magia. La construcción del castillo data del siglo XV y el enclave en el que se halla situado es una auténtica pasada. Si tienes la oportunidad bájate del coche para admirar de cerca el que fuera hogar del clan MacLeod.

Smoo Cave

north coast 500

(Imagen: Wikipedia)

Llega el momento de aparcar tu vehículo para visitar una cueva impresionante. Nos encontramos en Durness, una pequeña población costera situada al noroeste de las Tierras Altas que apenas cuenta con 400 habitantes. Allí podrás visitar la que sin dunda es su atracción más destacada; la Smoo Cave, una gruta con tres cámaras interiores y hasta incluso un pequeña cascada. En función de la climatología se pueden visitar o no estos tres espacios, ya que si llueve o ha llovido con fuerza es probable que no puedas ver la cueva al completo.

Ackergill Tower

north coast 500

(Imagen: ackergilltower.com)

Todo lo contrario que el anteriormente mencionado castillo de Ardwreck. La Ackergill Tower se encuentra en un magnífico estado de conservación, pero esto es debido a que este antiguo castillo es a día de hoy uno de los hoteles más increíbles de Escocia, por construcción y por situación. Situado junta al mar este fantástico edificio es ideal para aquellos que buscan desconectar durante unos días, ofreciendo a sus huéspedes unas instalaciones de lujo con un entorno privilegiado. De modo que si pasar aquí alguna noche se te escapa del presupuesto, al menos date un paseo por sus alrededores porque vale mucho la pena.

¡Ya lo has visto! La ruta Nort Coast 500 recorre lugares realmente espectaculares. Si quieres conocerlos en primera persona tan solo tienes que pedir información acerca de nuestros tours por Escocia.

Pin It

Deja un Comentario