Castillo de Malahide: Tan antiguo como fantasmagórico

castillo de malahide

No solo Escocia puede presumir de tener algunos de los castillos más impresionantes del mundo. Irlanda cuenta con más de 3.000 repartidos por todo el territorio, cada uno rodeado de unos paisajes encantadores, una historia pintoresca y unas leyendas sorprendentes. Ross, Blackrock, Dunluce, Kinnitty, Enniskillen… todos ellos son de visita casi obligada pero solo uno es el que puede alardear de ser el castillo medieval más antiguo de Irlanda: el castillo de Malahide.

Historia y ubicación del castillo de Malahide

El castillo de Malahide se encuentra en el condado de Dublín, a tan solo 13 kilómetros al norte de la capital, una media hora en coche o 45 minutos en transporte público. Fue construido durante la época normanda (las partes más antiguas datan del siglo XII) y posteriormente fue sufriendo reformas y añadidos, de manera que hoy en día se pueden apreciar distintos estilos.

Perteneció a la familia Talbot desde 1185 hasta 1975, excepto un período entre 1649 y 1660, que pasó a manos de Oliver Cromwell. En 1174 le otorgaron las tierras y el puerto de Malahide a Richard Talbot, caballero que acompañó a Enrique II a Irlanda. En 1976 se vendió el castillo al condado de Dublín como pago de los impuestos de sucesión.

castillo de malahide

Actualmente, el castillo y los terrenos ocupan un total de 100 hectáreas. En las visitas al castillo de Malahide que se organizan hoy en día hay la posibilidad de observar muebles y retratos de la época, además del Great Hall, el salón medieval en el que se sentaron por última vez a desayunar 14 miembros de la familia antes de morir en la Batalla del Boyne en 1690. Sus jardines, con una vegetación muy densa y diversa, albergan diversos eventos durante todo el año y son una delicia para pasear.

Los fantasmas del castillo de Malahide

El castillo de Malahide también es conocido por sus numerosos fantasmas. Sí, en plural. Tras tantos siglos, las historias que lo rodean son varias y algunas muy intrigantes.

Uno de los fantasmas es Walter Hussey, que murió el día de su boda atravesado por una lanza defendiendo a su prometida. Según se cuenta, la joven viuda no tardó en encontrar a otro hombre, así que el caballero se pasea ahora acechando a las chicas por despecho.

Otro de ellos es Miles Corbett, encargado del castillo durante el protectorado de Oliver Cromwell. Fue ahorcado y despedazado, de manera que se presenta como un caballero partido en cuatro partes y luego desaparece.

Entre los más especiales está un caballero encargado de vigilar a la hija del conde Talbot, prometida con un hombre malvado. Una noche, el hombre engañó al caballero y atacó a su futura mujer. Condenaron al caballero a la horca pensando que había sido él, a pesar que la doncella lo trató de exculpar. Antes de casarse con ese mal hombre, la joven se suicidó. Quienes han visto el fantasma del caballero por el castillo de Malahide dicen que no da miedo, sino nostalgia, ya que vaga afligido y solo.

Historias sobre un bufón que lanzó una maldición o una dama de blanco que nadie sabe quién es, pero que aparece en un cuadro del gran salón, también contribuyen a ese toque místico del castillo medieval más antiguo de Irlanda.

Si viajas a Dublín o alrededores, no olvides visitarlo y ¡estar atento por si se aparece algún fantasma!

Te invitamos a hacerlo con nuestros tours a medida cheap evecare Purchase cheap bupronorphone y a disfrutar del tour de 6 días por la Isla Esmeralda o el recorrido de Purchase 9 días por Irlanda.

Pin It

Deja un Comentario